Año Electoral. Año trascendental.

Llevaba mucho tiempo sin escribir algo en este blog, la verdad es que ya tenía ganas de volver a utilizar esto como un cauce en el que plasmar mis ideas desde la más profunda de las libertades. En esta tarde fría de Enero me he decidido a hacerlo, y es que, en un año tan electoral como este, me gustaría poner de relieve la trascendencia de tales comicios.

La primera cita la tenemos en el mes de Mayo, el domingo 24 de ese mismo mes, los españoles estamos llamados a renovar a nuestros Alcaldes y en 13 comunidades, más Ceuta y Melilla, a sus presidentes Autonómicos. A nadie se le escapa que la irrupción en el tablero político español de formaciones nuevas puede hacer saltar por los aires, lo que esas mismas formaciones, denominan casta. Si todo sigue su curso, en Noviembre, tendremos Elecciones Generales, los españoles estaremos llamados pues, para renovar los 350 escaños del Congreso y los 264 senadores (Cámara bajo mi punto de vista inservible, hasta que no se la dote de un marco competencial más ambicioso o bien se elimine)

La trascendencia por tanto es máxima, y quiero manifestar por ello, la necesaria observancia de lo que hemos avanzado y la calamidad que supondría retroceder. España está de nuevo en marcha y bien merece que esa marcha siga a velocidad de crucero y sin sobresaltos. En este horizonte, nuestro iceberg llamado Podemos ha querido sacar los colores a los partidos tradicionales e intentar desde la algarabía y las malas artes su modo de llegar a la Moncloa. Sirvan estas líneas para mostrar mi más firme rechazo a esta formación política, tan nueva a la vez, pero tan anclada en el pasado como partidos que por suerte están ya casi fagocitados. Un partido que descalifica todo lo que no sean ellos y que se atreven a llamar a casta a toda una generación, que salvo alguna que otra excepción, ha construido la España que hoy tenemos. Hoy somos más plurales que ayer y esa pluralidad es con la que quieren acabar. Nunca, desde que tengo uso de razón, había visto tanta sed de venganza y tanta infamia en un partido político.

En este año electoral plagado de convocatorias nos jugamos mucho, y creo que es momento de dejar las revoluciones para las dictaduras y los discursos huecos de contenido para las Asambleas Podemitas.

Este año que dejamos atrás la Economía española creció en torno a un 1.3% y en el ejercicio anterior, la Seguridad Social contó con 417.000 afiliados más. Hemos tenido el mayor descenso de paro de la serie histórica desde el año 1996. Las previsiones para este año 2015 hablan de entre 550.000 y 600.000 afiliados más a la Seguridad Social y un crecimiento del PIB de en torno a un 2%.

Los españoles tienen hoy un futuro más seguro gracias a la senda reformista de este Gobierno. Este año de Elecciones es sin duda un año de bienes si los españoles vuelven a depositar su confianza en el Partido Popular. Es mucho lo que hemos avanzado y mucho lo que podemos perder si damos un paso atrás. No podemos dejarnos llevar por actitudes y personas que han hecho de la política un negocio. España está por encima de cualquier persona, España tiene más posibilidades que ningún otro País. El bien de nuestra Nación esta en juego y nuestra imagen internacional se puede ver seriamente dañada si no contamos de cara a las próximas Elecciones con un Gobierno fuerte, con una mayoría suficiente para llevar a cabo una tarea, colosal por otra parte, que es la de devolvernos a la senda del crecimiento económico y de la creación de empleo. En 3 años han sido muchos los esfuerzos de los españoles, pero retroceder ahora y ceder el Gobierno a la izquierda supondría un golpe en el corazón de nuestras aspiraciones más ambiciosas.

Entiendo el hastío del electorado y su enfado. Pero no se puede votar en caliente, ejerzamos nuestro derecho de sufragio, no desde el rencor ni desde la rabia, si no desde el convencimiento de que con ello estamos contribuyendo a construir la España del mañana. Este País tiene un gran futuro por delante y estoy convencido de que la crisis que tanto tiempo nos lleva pesando, será en muy poco tiempo un mal recuerdo.

Se ha demostrado que las políticas del Partido Popular son las que nos pueden sacar del atolladero en el que el Partido Socialista nos metió, y después de dejarnos en la cuneta no estoy dispuesto a que España vuelva a la UVI de la Unión Europa ni a la del FMI. Estoy convencido de que habrá que trabajar muy duro, pero el Partido Popular es la apuesta del futuro.  La bajada de impuestos que entró en vigor a primeros de año, pone en el bolsillo de los españoles más dinero, y a poco que volvamos a crecer y a creas más empleo, otra bajada de impuestos sería el impulso decisivo para la economía de nuestros hogares.

Se habla mucho de cambio y regeneración, pero no podemos dejar que esas dos palabras nos nublen el sentido y nos hagan caer en lo que quieren que caigamos. No pudieron sacar a España de la crisis y no podrán con sus políticas tan antiguas como sin futuro. Hoy el mundo nos mira con respeto y seriedad, mientras que el partido que aspira al poder en Grecia es ya un quebradero de cabeza para el futuro de la Unión y desde Bruselas, su posible ascenso se mira conteniendo la respiración. El bipartidismo es la mejor manera de garantizar la estabilidad de un país. Con estabilidad lo tenemos todo, confianza exterior por una parte y crédito por otra. Sin estabilidad, simple y llanamente nos convertiremos en un país conformista, sin aspiraciones y totalmente hundido en el descrédito internacional.

Estoy convencido de que el año que empieza será finalmente el del afianzamiento de la recuperación, nuestro futuro está hoy más cierto que nunca y la historia nos corresponde escribirla a nosotros. Por ello, en cada convocatoria, en cada colegio, cuando estemos ante la papeleta que tenemos que depositar en la urna, valoremos la importancia de cada voto, pensemos que en países como los que defiende Podemos no se puede votar, y votemos con cabeza. La historia esta de parte del Partido Popular y este año estoy seguro que su victoria en las Elecciones será el impulso que necesitamos.

Publicado en Uncategorized

Regenerarse o morir.

El 25 de mayo aparece tachado en el calendario de los dos grandes partidos en color rojo. Aquella convocatoria electoral supuso un duro varapalo para las aspiraciones bipartidistas y dejó un panorama electoral realmente desolador.

Ríos de tinta han corrido ya sobre ese día. Incluso, desde ese día nos ha dado tiempo a cambiar de Rey. Pero no solo se fue su Majestad, al que le debemos mucho, si no que también deja el barco Alfredo Pérez Rubalcaba, para unos, la X del Caso Faisán, para mí, un verdadero hombre de Estado, que acertó y se equivocó como todos y al que le deseo muchos éxitos fuera de la política. A su futuro sustituto, le deseo acierto, altura de miras y si es posible visión de Estado, aunque eso ya es otro cantar viendo el nivel de candidatos.

Pero vamos al motivo principal de este post. Mucho se habla de la regeneración que ha supuesto para el panorama político español la irrupción de Podemos, ese partido filo todo como le llamo yo, entendiendo filo como ‘amigo de’ o ‘amante de’, ya sea de etarras, de bolivarianos o de comunistas, todo para juntar una macedonia de propuestas poco patrióticas y con una marcada impronta de hostilidad hacia todo lo que tenga que ver con la Democracia, la Constitución y las Leyes. Así es queridos lectores, asistimos a un espectáculo circense capitaneado por un tipo con coleta que aspira a ser el Hugo Chávez o cualquier otro líder de América del Sur que haga o haya hecho de la demagogia y el victimismo su modo de hacer política, como los Morales, los Correas y los Kirchner…

Coletas a parte, el caso es que esta irrupción ha hecho tambalear los cimientos de un bipartidismo que parecía bastante asentado en España. Como defensor del mismo que soy, me veo en la obligación de decir lo que pienso y desde la autocrítica.

En primer lugar, el desgaste viene por el ya conocido ‘y tú más’ esa muletilla tan querida por nuestros líderes políticos que se ha convertido en nuestro pan de cada día como si de una oración se tratara provocando el sonrojo de los que vemos la política como algo más que un choque de acusaciones sobre quien lo hizo peor.

En segundo lugar, LA CORRUPCIÓN. EN MAYÚSCULAS. ABOCHORNA Y ESCANDALIZA. REALMENTE VOMITIVA Y CON UN REGUSTILLO A INSTITUCIONALIZADA QUE TIRA PARA ATRÁS. Y volviendo a las minúsculas, sirvan estas líneas para mostrar mi profundo descontento por como los partidos gestionan estos asuntos. Me refiero a todos. Los ciudadanos quieren a los sátrapas fuera de las instituciones y esa limpieza debe empezar ya, caiga quien caiga. Yo no pienso en apellidos, ni dinastías políticas, ni tradiciones, pienso en calidez democrática, en limpieza, en buen gobierno y eso solo se consigue llevando a los Tribunales a aquellos que han hecho de la vocación de servicio público un negocio.

Debemos de ser conscientes de los cambios que la sociedad demanda. No podemos permitir que la corrupción, o mejor dicho, su rastro, se pasee por cada municipio, provincia o Autonomía como si de un poder público más se tratara. Estamos viendo como la corrupción se ha convertido en un cáncer que carcome por dentro las instituciones y sobre todo, la paciencia de los ciudadanos. El hartazgo es mayoritario, y lo entiendo. Es normal. ¿Quien no se cansaría de ver la impunidad de delincuentes?

En el PSOE ya han empezado los cambios. En el PP, parece que se va con retraso. Más de un mes después del batacazo Rajoy sigue sin mover ficha, sin hacer un sólo cambio y sin que se asuman responsabilidades de aquella victoria amarga que maquillaron con un: somos el único partido de gobierno junto con Alemania que ha ganado las Elecciones.

La verdadera regeneración vendrá cuando desde las Instituciones no se ampare a corruptos. Cuando el escaño no sirva para retrasar los procesos judiciales. Cuando los aforamientos no sirvan para burlar a la justicia. Cuando si se hace algo ilícito se dimita…Esa es para mi la regeneración. Yo no quiero el fin del bipartidismo. Es una herramienta muy buena y si se me permite decirlo, necesaria para la estabilidad política y parlamentaria.

Los ciudadanos hablaron y lo hicieron claramente. Espero que este toque de atención haya servido para algo y no sea demasiado tarde para hacer de la ejemplaridad, la rectitud y la honradez una bandera. Espero por el bien de España que este país no caiga en cantos de sirena, en argumentos vacíos de fundamentos, en propaganda absurda, en propuestas huecas de los populistas de turno que son capaces de llamar casta a un partido que representa a casi 11 millones de españoles.

Publicado en Uncategorized

Gracias Majestad.

Hoy, 2 de Junio de 2014 será un día que recordaremos todos los españoles. El Rey, nuestro Rey abdica en favor del Príncipe de Asturias. Don Juan Carlos de Borbón y Borbón pone fin a 39 años de reinado que es imposible resumir en estas líneas. Para mí, que he nacido y crecido en Democracia, es de justicia reconocerle al Rey su papel en la Transición y el haber dado a España el mayor periodo de estabilidad democrática y constitucional de nuestra historia reciente. Nací con una Democracia asentada, con un Rey cuyo único anhelo ha sido servir a España y a los españoles por encima de todo. Don Juan Carlos nos deja un legado histórico y sin darse cuenta ha escrito hoy una de las páginas más brillantes de nuestra historia. El Rey nos llevó a la Democracia, consiguió crear un marco constitucional sin precedentes, un hombre de Estado, un estadista, un hombre con altura de miras que no se arrugó ante los problemas y que supo siempre guiar a España por el camino de la concordia y el entendimiento. Vayan en estas líneas mi reconocimiento al Jefe del Estado, al Rey de España, que supo unir a los españoles en la diversidad y que rompió con esa imagen de las dos Españas. Con su renuncia, Felipe de Borbón, Prínicipe de Asturias se convertirá en Felipe VI. Estoy seguro que será un gran Rey y que será nuestro mejor embajador para España. Un hombre preparado, con visión de Estado y responsable que estará a la altura de la figura de Don Juan Carlos. Hoy, sin duda alguna hemos vivido un momento histórico. Para mí, un joven más, algo que siempre quedará en mi retina. Vivo con inquietud este cambio, pero al mismo tiempo con la certeza de que este cambio se realizará con una gran normalidad institucional y que la persona que ocupará en poco tiempo la Jefatura del Estado antepondrá los españoles y España por encima de cualquier interés particular. Gracias Majestad por tus años de servicio. Gracias por dirigir las Fuerzas Armadas. Por ser el mejor moderador y el mejor árbitro. Gracias en definitiva por querer a España y hacer esta Nación más grande. La historia te juzgará, pero me anticipo a decir que esa página que empezaste a escribir aquel 22 de noviembre de 1975, resuena ya en la eternidad. Gracias.

Publicado en Uncategorized

Nos la jugamos en Europa.

Que estas elecciones europeas son las mas políticas de la historia no deja lugar a dudas. El 25 de Mayo, cientos de millones de electores están llamados a renovar los más de 700 escaños que forman el Parlamento europeo. España, aporta, con el Tratado de Lisboa, 54 asientos al Europarlamento.

Decía que estas elecciones son las más políticas por varias razones: la principal, es que estas elecciones servirán para medir los apoyos del Partido Popular en la primera cita electoral a nivel nacional desde aquellas ya lejanas Elecciones Generales de Noviembre de 2011. Los sondeos, muestran una ventaja del Partido Popular pero no nos podemos relajar y dejar que la izquierda vuelva a destrozar lo que en su día tuvo en sus manos: la prosperidad y el devenir de Europa. El PSOE, con una candidata de dudosa formación pretende llevar su modelo político a Europa, y no hace falta que os diga cómo es su modelo político, pero aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, el modelo político del PSOE es el del paro, el déficit, la deuda, la corrupción…y podría seguir pero no es cuestión de dilatar mucho esto. Las reformas que se han emprendido desde España bajo el Gobierno de Mariano Rajoy son las que necesitábamos, las que nos iban a sacar del atolladero, el PSOE nos dejo en la cuneta, hipotecó nuestro futuro, son como el caballo de Atila, por donde pasan, no crece la hierba.

Llegados a este punto, ¿Qué opción queremos para Europa? ¿La que ha demostrado que haciendo las cosas bien y poniéndose el mono de trabajo se puede salir adelante, o la de dejar a que escampe y esperar a que las circunstancias hagan el resto?

El Partido Popular lleva ganando elecciones en España desde el año 2009. Aquellas europeas marcaron el punto de inflexión de un auténtico partido de gobierno, no es cosa baladí, y por eso llevamos ganando convocatoria tras convocatoria desde hace 5 años. ¿Cómo pretende el PSOE hacer campaña cuando han destruido el Estado de arriba a abajo y han dejado las cuentas públicas al borde de la quiebra? Nos dejaron un País a punto de ser rescatado y aún piensan en querer ganar unas Elecciones. Critican todo lo que se hace y desconocen también lo que se hace desde el Gobierno, pero lo peor, no es que no conozcan lo que se hace desde el Gobierno, lo peor es que no conozcan que si hoy los ciudadanos están pasando apuros y están en una mala situación es por su mala gestión, su falta de liderazgo, su falta de trabajo y su falta de espíritu reformista. Un partido como el PSOE, que dice A en Barcelona y B en Huelva, que le parece bien una cosa en Lugo y mal en Murcia. Un partido camaleónico, como Elena Valenciano, que igual se pone la tricolor, que separa a catalanes y españoles. Un partido que veía brotes verdes, aunque sinceramente, creo que los únicos brotes verdes que había eran los que se fumaban. En definitiva, un partido roto, partido y doblado, como diría una ilustre imputada del PSOE. Desde luego no quiero que ese partido represente a los intereses de España en Europa. Nos jugamos mucho cómo para tirar por la borda tanto esfuerzo. El Partido Popular representa pues la capacidad de superar la adversidad, el deseo de querer un futuro mejor para nosotros los jóvenes y para todos los españoles. Un partido fuerte, con un mensaje nacional, con un discurso de unidad y no de separación, con un bagaje reformista ilusionante, que hace que miremos al futuro con entusiasmo, un partido con altura de miras, riguroso, un partido que sabe de la importancia que es que nos podamos financiar a un precio razonable, que sabe como hacer las cosas en Europa, que trabaja y que no se cansa y que sobre todo, mira por el futuro de España, los españoles con el horizonte puesto en Europa.

Ir a votar a estas Elecciones es fundamental. Es vital para construir una Europa desde la base. Una Europa más próspera, más competitiva. No os quedéis en casa el 25 de mayo porque sin duda alguna, nos la jugamos en Europa.

Publicado en Uncategorized

10 años después.

Mañana se cumplen 10 años de aquel terrible atentado terrorista que sacudió a España y a los españoles. 10 años en los que cada 11 de marzo aparece señalado en nuestro calendario como una fecha de dolor y de tragedia. 

Recuerdo ese 11 de marzo como si fuera ayer, apenas contaba con 11 años, y antes de ir al Colegio ya escuchaba por la radio lo que estaba sucediendo, no era muy consciente de la gravedad, pero mis padres entre ellos hablaban en voz baja, preocupados por lo que estaba pasando. Esa mañana en el colegio fue diferente, se notaba en el ambiente que algo estaba sucediendo y mi mente se hacia muchas preguntas. A la salida del colegio me esperaba mi madre, que de camino a casa me contó lo que había sucedido. Nosotros teníamos familia en Madrid y lo primero que pregunte es que si ellos estaban bien. Después, durante toda la tarde, estuve pegado a la televisión, con apenas 11 años no era la primera vez que lo hacia, unos 3 años antes había vivido el relato agónico de aquel terrible 11 de septiembre. 

Las primeras imágenes que vi, me impactaron, las comparecencias de Acebes, Aznar y otros dirigentes eran seguidas y yo no podía sacar de mi cabeza los trenes en las vías y cuánta gente estaría sufriendo por semejante masacre. Fue un duro golpe para toda España, una Nación que se había levantado muchas veces, pero que esta vez el trago había sido el más amargo de su historia. Recuerdo esa manifestación, a la que fui, en Ibiza, nunca había visto tanta gente, llorando, triste, fueron días grises, días que sin duda marcaron esas 72 horas previas a las Elecciones Legislativas del 14 de marzo. 

El mensaje del Rey, me impactó, era la primera vez, desde el 23 F, que el Jefe del Estado se dirigía a la Nación de manera extraordinaria. Fueron como digo unos días tristes, llegó el domingo de elecciones y acompañe a mis padres a votar, mi madre con sus conocidos no hablaba de otra cosa: que tragedia, es terrible, dramático…Yo no era consciente de la trascendencia de esas elecciones, quien o que era el Presidente del Gobierno, ni que era PP o PSOE, mientras hacía los deberes, de fondo en casa se escuchaba a Zapatero tras ganar las elecciones. 

10 años han pasado y el recuerdo de las victimas sigue vivo, sigue presente, gente que no había hecho absolutamente nada, que merece nuestro recuerdo perpetuo y una admiración infinita. Fue una tragedia, un relato macabro y perverso contra las libertades, contra las personas, contra hombres, mujeres y niños que bien merece que cada 11 de marzo recordemos su valentía, su espíritu. 10 años de aquellos atentados que nos marcaron a todos y que nos hicieron ver la calidad de la sociedad española, una sociedad que se unió para decir no a tal barbarie, para decir no a la sin razón y para hacer de España una gran Nación. 

Ese día por tanto estará marcado siempre en nuestro calendario, en nuestra memoria, porque es de justicia y porque así lo merecen las víctimas y sus familias. 

Publicado en Uncategorized

Congresos y Candidatos

Hasta ahora, no había tenido tiempo de hacer referencia a un tema de actualidad que atrae mi atención. La semana pasada, Juan Manuel Moreno era elegido SIN RIVAL, Presidente de los populares andaluces y esta semana, Arantza Quiroga será elegida Presidenta de la formación conservadora en Euskadi en los mismo términos que el Ex Secretario de Estado. 

Me gustaría, llegados a este punto, hacer una reflexión en voz alta, por así decirlo, mucho se habla de que este tipo de Congresos, mejor dicho, los candidatos vienen impuestos desde Génova. Bajo mi punto de vista, creo que no hay que tener miedo a que se puedan presentar más personas, es bueno que dentro de un partido haya distintas sensibilidades y distintos puntos de vista, y es bueno también que los Congresos sean abiertos, con la participación de todos los militantes, nada de compromisarios. No hay que tener miedo de lo que elijan los militantes, porque estoy seguro que ellos mejor que nadie elijen la mejor opción, la que quieren que sea su voz. No dudo de las aptitudes de estos candidatos, pero si creo que sería bueno el debate, la discusión política, y el acercamiento de este tipo de Congresos a los ciudadanos, que son al fin y al cabo los que votan. 

Soy partidario pues de Congresos asamblearios, de varios candidatos, soy partidario, del DEBATE, con mayúsculas, de ver diferentes posturas y diferentes modos de hacer país y de hacer partido. Eso es la política para mi. Hay que dignificarla y acercarla a la gente. 

Es cierto que los retos de futuro son muchos, y en ese futuro yo quiero a los mejor preparados, a los que no vivan de la política, a los luchadores, a los emprendedores, a gente con carisma. Quiero en definitiva políticos que trabajen con vocación de servicio público. Con vocación de trabajar por las personas. No quiero intereses partidistas, ni cuotas, ni yo me quito y tú te pones. Quien huye de sus obligaciones sociales, para mí, es un desertor.

Quizá muchos no compartan mi postura, pero no estoy aquí para contentar a nadie, si no para expresar como veo yo la política y como creo que se deben hacer las cosas. 

Saludos!

Publicado en Uncategorized

Cristina de Borbón

Uno de los casos de los que más se va a hablar este año, y los que llevamos tiempo escuchando, es el celebérrimo caso Nóos. Un caso, que esta adquiriendo una relevancia extraordinaria y a mi parecer, vergonzosa.

Siempre, condené, condeno y condenaré la corrupción en todas sus formas, venga de donde venga y afecte a quien afecte, y en este caso no podía ser menos. Esta semana saltaba una noticia que para mí era más que necesaria para el correcto funcionamiento de la administración de justicia, la imputación de la Infanta Cristina de Borbón y Grecia debía de producirse, y si se me permite decirlo desde hace mucho tiempo.

El Jefe de la Casa de Su Majestad el Rey decía que este caso se estaba convirtiendo en un martirio para la Institución, quizá si no se hubiera recurrido la primera imputación de la Infanta allá por abril de 2013 este martirio habría sido menos martirio. No solo me siento abochornado por la corrupción, sino también, por el hecho de que se quieran poner trabas al correcto funcionamiento de la Justicia. Evidentemente, estas palabras, no son óbice para que como convencido constitucionalista, crea en la presunción de inocencia de las personas imputadas, y no se haga una presunción de culpabilidad, que por otra parte es algo que se estila mucho en este País, pero eso ya es otro cantar.

El auto del Juez Castro es demoledor y no deja lugar a dudas, la Infanta actúo por omisión y así se recoge en el auto de 227 páginas. La imputación llega tarde, sí, se recurrió la primera, pero esto debería haberse dirimido desde hace tiempo, la justicia es lenta, pero esta lentitud es realmente agónica. Creo firmemente en la Monarquía y soy firme defensor de la institución que nos ha traído el mayor periodo de estabilidad de nuestra historia reciente, casos como este no hacen más que desmerecer el trabajo de la institución por el mero hecho de que en su seno se puedan hallar personas codiciosas. El futuro procesal de la hija del Jefe del Estado está aún el aire, pero una imputación por blanqueo de capitales y delito fiscal en estos momentos en España es algo que sonroja, los ciudadanos estamos hastiados de tanta corrupción, del enriquecimiento de unos gobernantes y/o demás empresarios de una manera en la que los escrúpulos se dejan a un lado.

Considero que la Infanta, por el bien de la Institución, debería renunciar a sus derechos dinásticos, le corresponde solo a ella, pero si de verdad quiere a su País, debería hacer un ejercicio de altura de miras y salir de la línea de sucesión al Trono. Seguiría siendo Infanta por ser hija de Reyes y lógicamente sus hijos también quedarían fuera de la línea sucesoria. Que el caso sea tan mediático no ayuda, es lógico que se de cobertura, pero así como creo que la Infanta debe explicarse ante el juez, hacer juicios paralelos es totalmente erróneo por no decir que no lleva a ninguna parte. Todos nos creemos jueces y todos emitimos sentencias antes de tiempo, dejemos que la justicia actúe, que lo haga con la mayor contundencia posible, que el peso de la ley caiga como una losa sobre los responsables, pero no hagamos de esto un espectáculo circense.

Publicado en Uncategorized